¡Hola exploradores!

El día de hoy conoceremos las Murallas que bordean el perímetro de la hermosa ciudad antigua de Dubrovnik (Ragusa) en Croacia, esta impresionante estructura se inició en el siglo XII, y con el tiempo fue reforzada tras la independencia de la República de Venecia, posteriormente tras la caída de Constantinopla y ante la amenaza otomana, fue renovada por el arquitecto florentino Micchelozzo di Bartolomeo en el siglo XVI. Con el transcurso del tiempo la ciudad fue sede de diversos eventos en los cuales la estructura salió perjudicada, pese a ello se han hecho restauraciones con magníficos resultados.

Imagen en la que se puede ver parte de la muralla. (Image by Dennis Jarvis on Flickr).

Esta encantadora ciudad amurallada es considerada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1979, y no es para menos considerando las impresionantes proporciones de las murallas las cuales llegan a tener hasta 35 metros de altura, con un grosor de metro y medio y cuyo perímetro supera los 2 km, lo que nos hace reflexionar sobre el trabajo de ingeniería militar que supuso. Lo impresionante de las murallas es que además de los sólidos muros se conservan fortalezas, torres y bastiones.

Actividades en Dubrovnik

Las murallas cuentan con tres accesos (la entrada de Pile, la entrada en el Fuerte de San Juan y la entrada en la Torre de San Lucas con salida al barrio de Ploče) las cuales hacen la visita menos congestionada. Dubrovnik posee una larga historia que dejo a su  paso importantes monumentos y edificios de interés con aire bizantino y veneciano, como los son los la Catedral de la Asunción, la Iglesia de San Blas o los Monasterios Franciscano y Dominico, además de otros magníficos edificios civiles como el Palacio del Rector o el Palacio Sponza.

Imagen en la que se puede apreciar la porción amurallada de Dubrovnik. (Image by Ivan Bagić on Pixabay).

Esta ciudad se encuentra especialmente vinculada al arte, y cuenta con magníficos museos como el de Arte Moderno, el cual exhibe numerosas pinturas y esculturas de los mejores artistas croatas de los siglos XIX y XX. Otro museo interesante y entretenido es el Museo Marítimo. Dentro de las opciones que más nos harán reflexionar se encuentran los museos dedicados a la Guerra de Yugoslavia, como el Museo de la Fotografía de Guerra (War Photo Limited), y el Museo Ron Brown, ubicado en un edificio magnífico.

Finalmente para tener una visita plena, se recomienda pasear por la calle principal del casco antiguo de Dubrovnik (Stradun), en torno a la cual se encuentran los principales edificios históricos de la ciudad.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *