¡Hola exploradores!

El día de hoy conoceremos el castillo de Bran, una magnifica fortaleza ubicada en Rumanía que cuenta con la fama de ser la residencia del legendario Vlad Țepeș, el personaje histórico que inspiro la historia del mítico vampiro Drácula, a pesar de que los historiadores han indicado que su verdadera fortaleza fue el castillo de Poenari.

Castillo de Bran. (Image by rafaelutza on Pixabay).

La historia del castillo de Bran comienza alrededor de 1212 cuando los caballeros de la Orden Teutónica que regresaban tras la derrota con los musulmanes en Tierra Santa, fueron recibidos en el Reino de Hungría, estos construyeron una pequeña fortaleza emplazada en la frontera entre Transilvania y Valaquia, la cual recibió las arremetidas de las hordas tártaras en 1241 y termino por ser arrasada con el paso del tiempo, posteriormente en 1377 el rey Luis I de Hungría dio la orden de levantar la estructura que se conoce en la actualidad, para cumplir una función comercial y defensiva contra el voivoda de Valaquia.

Castillo de bran, lago del jardín. (Image by Miguel Angel Pescador Santirso on Wikimedia).

A pesar de contar con la fama de ser la residencia del Empalador, en realidad no existe evidencia de que haya vivido ahí, aunque existen varias versiones en las que se indica que paso dos días encerrado en una mazmorra del castillo, en su camino a la prisión de Budapest, cuando la región estaba ocupada por el Imperio otomano. Durante los siglos esta obra recibió pocos asedios y no tuvo mayor importancia militar. Al finalizar la Primera Guerra Mundial en 1920, la región de Transilvania fue cedida al Reino de Rumania, y con esto, el castillo de Bran pasó a pertenecer a la administración rumana. Entre las décadas de 1920 y 1930 fue habitado de forma permanentemente cuando sirvió de residencia veraniega a la reina María de Rumanía. Es probable que la asociación con el vampiro se deba a que la imagen del castillo de Bran ha sido utilizada en múltiples adaptaciones fílmicas de Drácula, y la economía local ha hecho uso de esta conexión para impulsar el turismo.

Actividades en el catillo de Bran

El catillo se encuentra a 25 km de Brasov, se recomienda hacer la visita antes de las 18:00 hrs ya que después no se admite la entrada al público. Para llegar desde Bucarest, se puede tomar un autobús que hasta Brasov en un recorrido que dura más de tres horas, otra opción es ir en tren, dependiendo del tren que se elija el trayecto puede variar entre dos horas y tres horas y media aproximadamente. Estando en Brasov, hay que dirigirse hasta la terminal de autobuses número dos, desde allí hay unidades de transporte público que van hasta Bran. Los autobuses salen cada media hora los días de semana y cada hora los fines de semana, se demoran en llegar al castillo unos ¾ de hora.

Otros sitio que visitar en Bran es el Museo, el cual alberga diversas colecciones históricas, artísticas y etnográficas, además de una colección de armas blancas y de fuego medievales. Otra opción a es el mercadillo de la ciudad situado a los pies del Castillo, el cual está formado por pequeñas casetas construidas con listones de madera, en las que se puede adquirir diversas artesanías transilvanas así como todo tipo souvenirs relacionados con la leyenda del castillo y el conde Drácula. Finalmente debido a la gran riqueza natural con la que cuenta Bram, existen multitud de agencias que organizan excursiones a estas montañas.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *