¡Hola exploradores!

El día de hoy conoceremos el singular trabajo artístico realizado en una pequeña capilla de Sedlec un suburbio de Kutná Hora, en la República Checa, el cual fue concebido como la mejor solución ante la imperiosa necesidad de organizar la abrumadora cantidad de osamentas que se habían estado depositando durante décadas de manera caótica en ella, el resultado termino siendo un escalofriante trabajo de decoración hecho con huesos humanos.

Candelabro hecho con cada hueso del cuerpo humano. (Image by Davis Staedtler on Flickr).

La historia del Osario de Sedlec se remonta a la época del medioevo en Europa cuando el abad del monasterio de la Orden del Císter de Sedlec, fue enviado a la Tierra Santa por el rey Ottokar II de Bohemia en 1278, a su regreso esparció en el cementerio de la abadía un poco de tierra que había recogido del Golgotha, este hecho se divulgo e hizo del cementerio un lugar de sepelio anhelado en todas partes de Europa Central. Durante la Peste Negra y después de las guerras husitas, el cementerio tuvo que ser ampliado considerablemente debido a que miles de personas fueron enterradas allí. Cerca del 1400 se construyó una iglesia en el centro del cementerio, con una capilla en el sótano que hizo de osario para los huesos desenterrados durante la construcción y posteriormente para depositar aquellos sacados para hacer sitio para nuevos entierros.

En 1870 un tallista de madera llamado František Rint, es contratado para poner en orden los huesos, quien no halló nada mejor que convertirlos en piezas de decoración en las que no se desperdició un solo hueso, entre las cuales destacan: una enorme lámpara de araña que cuelga desde el centro del lugar junto a guirnaldas de cráneos que cubren las bóvedas, custodias flanqueando el altar, un gran escudo de armas y la firma del maestro Rint, también hecha de huesos y situada en la pared junto a la entrada.

Actividades en el Osario de Sedlec

Una vez en la estación principal de Kutná Hora, estaréis a 1km del Osario de Sedlec y a 4km de los principales monumentos de Kutná Hora. El Osario es un lugar espacioso que cuenta con  varias vidrieras por donde entra la luz, este se encuentra en una capilla de culto católico bajo la iglesia del cementerio de Todos los Santos. La entrada al recinto se puede realizar por dos puertas que dan acceso al cementerio que rodea la iglesia. Una vez dentro de la capilla, a mano izquierda se encuentra el mostrador de venta de entradas, donde entregan un folleto con la información básica. Hay que bajar unas anchas escaleras para llegar al corazón del osario, pero ya desde la puerta se puede contemplar casi todo el espectáculo de huesos adornando paredes y techo.

Los horarios de visita tienen una leve variación según la época del año, y la única vez que cierran es el 24 de diciembre, cuenta con diversos precios para las entradas según la edad, también hacen descuentos para familias y grupos de 8 personas o más, además se puede consultar por entradas combinadas para acceder a más atracciones.

El lugar se puede ver tranquilamente en apenas 30 minutos por ende conviene tener un itinerario que cuente con más atracciones de Kutná Hora cuyo conjunto histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad, entre lo que destaca la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora y San Juan el Bautista (o simplemente Iglesia de Nuestra Señora). En el centro de la ciudad la visita estrella es la preciosa Iglesia de Santa Bárbara, de estilo gótico. Tampoco hay que perderse la Capilla del Corpus Christi, Corte Italiana, el Colegio Jesuita, la Iglesia de San Juan Nepomuceno, la Casa de Piedra, la Fuente Gótica de 1495, la Iglesia de San Jaime o las calles del precioso casco antiguo medieval.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *